Blogia

chickas

EL BESO

Tu forma de besar, define tu personalidad

Como se dice comunmente "Tu rostro es el espejo de tu alma", éste es el reflejo de quien eres y como vives .

Diversos estudios permiten conocer los rasgos de la personalidad propia y ajena interpretando la morfología del rostro, incluyendo también en base a la forma de la boca y el grosor de los labios.

Las personas que tiene la boca grande se definen por ser sensuales, aventureras, dipuestas a experimentar, sinceras y llenas de vitalidad, asi que para ellas cada beso es un descubrimiento, con todo y las sensaciones que este conlleve.

Boca pequeña: Quienes son de boca pequeña, son gente algo frívola, refinada , que saben lo que quieren y como obtenerlo, así que no tienen ninguna dificultad en besar tierna o apasionadamente.

Los labios finos indican dureza, frivolidad y perfeccionismo en todos los sentidos, por lo que si quienes tienen este tipo de labios no quedan satisfechas con ese beso que dieron o recibieron, lo volverán a intentar cuantas veces sea necesario, hasta que esten convencidos de que ese beso es excelente.

Los labios gruesos son indicios de que la persona es amante del placer y la comodidad, es optimista y sabe disfrutar cada instante de su vida, asi que para ella cada beso, no importa su forma o duración, es disfrutable.

 

Diferentes tipos de besos

Los hombres de ciencia han determinado que al besar ponemos en movimiento alrededor de 30 músculos de la cara, intercambiamos cerca de 300 colonias de bacterias, liberamos una cantidad imprecisa de hormonas y aumentamos nuestro ritmo cardíaco.

Existen diferentes tipos de besos, entre ellos estan los siguientes:

El beso seco : es el beso simple, cuando se apoyan los labios de uno contra los del otro.

Beso Hollywoodense: al momento de besarse, uno inclina al otro hacia atrás, como invitándolo a estar más cómodo y preperandolo para lo que le espera. Este estilo se impuso en las películas de los años '50 y se convirtió en una clásico, aunque no es muy frecuente entre las parejas sigue siendo muy romático.

El beso succionador: para practicarlo, la mujer tiene que tomar entre sus labios el labio inferior de su pareja para introducirlo en su boca, mientras que él ejerce una movimiento de succión.

Beso francés o de lengüita:consiste en que la mujer toque con su lengua los labios del hombre para luego intrducirla en la boca de su pareja y viceversa.

El beso de lado:se realiza cuando cada uno de los miembros de la pareja gira su cabeza en sentidos opuestos para besarse.

El beso de apretón:se refiere cuando una persona aprieta fuertemente sus labios contra el labio inferior de su pareja.

El beso de tú uno y yo el otro:se trata de que el hombre bese el labio superior de la mujer mientras que ella besa el labio inferior de él.

El beso toma todo: un miembro de la pareja toma entre sus labios los labios del otro.

El beso de lengua apasionado: La pareja introduce sus respectiva lengua en la boca del contrario tocando los dientes al paladar.

El beso de yo te sigo: en este caso se espera a que uno de los dos inicie la acción de besar y el otro le siga alcanzando un ritmo frenético.

El beso cazador: este se da cuando la pareja juega a que cada uno trata de atrapar con sus labios el labio inferior del otro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

EL PAJARITO QUE NO PODIA VOLAR

EL PAJARITO QUE NO PODIA VOLAR

Había una vez un pajarito que al ser muy pequeño no podía volar, pero él quería hacerlo, entonces comenzó a intentarlo aleteando cada vez más fuerte, pero era inútil, decidió pedirle ayuda a su sabia amiga la lechuza, pero ella le contestó que si sus padres no le habían enseñado era porque él era muy pequeño y aun no estaba preparado, entonces el pajarito comenzó a llorar desconsoladamente, tanto que nadie podía hacer que pare.

La señora lechuza fue en busca de sus padres, para que lo calmaran. Durante la ausencia de la lechuza, bajó desde el cielo un angelito (su ángel de la guarda) y lo ayudó a volar, los padres al regresar vieron que su hijito volaba, y se pusieron tan felices que, desde ese momento él, de todos sus hermanitos, fue el preferido, y vivieron volando  para siempre. Es decir, vivieron felices para siempre.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

¿CÓMO SABER SI ESTÁS ENAMORADA?

¿CÓMO SABER SI ESTÁS ENAMORADA?


Cómo saber si estás enamorada... Y si él también lo está de ti

¿Enamorada o simplemente capricho? En el juego del amor a veces resulta muy difícil disociar ambos términos, lo que al final acaba pasando factura. Por eso, es importante aclarar en tu mente y en tu corazón qué sentimientos tienes hacia esa persona que te está volviendo el mundo del revés.

Enamorado, según el diccionario, es el que tiene amor, pero no todo el que siente amor tiene por qué estar enamorado. El enamoramiento es un estado físico y mental que a veces se confunde con la ilusión, el capricho o la obsesión. Y escoger un amor imaginario en lugar de uno real puede ser lo que marque la diferencia entre la felicidad o la infelicidad.
Entonces, ¿cómo no equivocarnos?, ¿cómo saber si se está o no verdaderamente enamorada y, a la vez, si él también lo está?

¿Estás enamorada?
El amor no es una ciencia exacta, pero sí que existen una serie de pautas que te pueden llevar a la conclusión de que estás enamorada de esa persona que conociste de forma casual.

Si todo era orden en tu vida hasta que llegó esa persona capaz de desbaratar en un segundo lo que te costó años construir, puede ser un buen signo de que alguien ha sido capaz de calar hondo en tu interior.

Ahora ha llegado el momento de plantearte las preguntas de rigor que te darán la solución a tu enamoramiento o encaprichamiento:

¿Te imaginas con él toda la vida? ¿Qué te gusta de él?... ¿su físico?, ¿su manera de ser?, ¿su coche?, ¿su forma de pensar?, ¿su ropa?, ¿su sentido del humor?, ¿su responsabilidad?, ¿su seriedad?, ¿su alegría?...

También puede ser que sólo quieras pasarlo bien, tener alguien con quien salir a comer, ir al cine, a bailar o a pasear, que simplemente lo necesites para que se mueran de envidia aquellos que no daban ni un duro por verte con alguien. Si es así, no te engañes, NO estás enamorada.

Tu corazón, más que tu razón, es el que te dará respuestas a estas cuestiones. Y es que, si bien la atracción puede durar de uno a tres meses, el amor lo suele hacer años.

Enamorada del amor
Hay personas que por su forma de ser o por su vida se hayan en un estado continuo de atontamiento potenciado por la presencia de alguna persona que muestra cierto interés. Son personas enamoradas del amor:

Mujeres sensibles a las palabras amorosas y a las frases románticas.
Mujeres que han permanecido durante mucho tiempo solas.
Mujeres cuyas amigas la han ido abandonando por sus novios.
Mujeres desesperadas por salir con alguien.
Mujeres cansadas de que en las reuniones sociales se les pregunte siempre por su soltería obligada.
Mujeres que acostumbran a soñar despiertas con un amor de película.
Mujeres que sienten pánico a no encontrar al hombre de su vida...

Todas ellas suelen mostrarse bastante predispuestas a decirle "sí" al primero que pasa.

Insatisfacción, tristeza, infelicidad... suelen ser los resultados finales de una decisión mal tomada. Y es que el verdadero amor no es un juego y de tu elección depende la felicidad futura.

Síntomas que delatan el amor
Hay unos síntomas físicos que delatan el enamoramiento:

Cuando lo extrañas a todas horas y cuentas los minutos que te faltan para verle.

Cuando no puedes sacarlo de tu mente en ningún momento y cada segundo está en tu pensamiento.

Cuando una mirada, una caricia, un abrazo, un beso, etc., te hacen bailar mariposas en el estómago.

Cuando te late el corazón a mil por hora cada vez que le ves o estás cerca de él.
Cuando su felicidad es la tuya.

Cuando no existe nadie más por la calle.

Cuando tus prioridades han cambiado y dejas a tus amigas o a tu familia por estar con él.

Cuando cada cosa que ves, escuchas o hueles, te recuerda a él.

Cuando cualquier excusa es buena para comprarle lo que le gusta.

Cuando te sientes la persona más feliz de la tierra y sonríes y lloras sin ninguna razón aparente.

Cuando el tiempo a su lado pasa volando y siempre quieres más, volviéndote adicta a su contacto.

¿Y él? ¿Está enamorado de ti?
Para saber si sus sentimientos son iguales que los tuyos, una de dos, o se lo preguntas directamente o se lo sonsacas con esas armas de mujer.

Preguntas como ’¿qué te gusta más de mí?’ o ’¿por qué te gusta estar conmigo?’, pueden darte una idea de si al menos está interesado o no en ti.
Además, si le encanta estar contigo y hablar contigo, no para de llamarte y busca cualquier excusa para estar contigo, pueden ser unas buenas demostraciones de que siente algo por ti.

Así como el amor enriquece a las personas, cuando es compulsivo se convierte en pesadilla. Una pesadilla fruto de la propia inseguridad y del deseo de control y de manipulación.

El amor no es obsesión
No hay que confundir amor con obsesión, tanto por parte tuya como por parte de él.

Si no para de perseguirte, se te aparece de forma inesperada en los lugares más raros, siente celos de cualquier bicho viviente que se acerque a ti, se pelea continuamente contigo sin ningún motivo, no siente control sobre sus emociones, no respeta tu espacio ni tu intimidad, no es capaz de salir sin ti, amenaza con hacerse daño o suicidarse si le dejas... ¡Ojo!, está obsesionado.
Aunque suene a culebrón, esta actitud es más habitual de lo que imaginamos y suele configurar el prototipo de los futuros maltratadores. Así como el amor enriquece a las personas, cuando es compulsivo se convierte en pesadilla. Una pesadilla fruto de la propia inseguridad y del deseo de control y de manipulación. Auténticas bombas de relojería andantes.

En el libro No te obsesiones con el amor, de Susan Forward, la autora plantea varias preguntas que permiten saber si alguien está obsesionado contigo. Porque, si es así, lo mejor es alejarte de esa persona.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres